Varilleros para reparar daños en la chapa por granizo

91 404 61 51
Varilleros para reparar daños en la chapa por granizo

Una de las técnicas más utilizadas en el taller de chapa y pintura en Ventas (Madrid) para el desabollado de daños en vehículos es la técnica de los varilleros. Se denomina así porque se usan unas varillas especiales de acero, con las que se ejerce presión desde el interior de la carrocería, recuperando la chapa su forma original.

Es una técnica que hacemos en los Talleres Ventas en casos en los que el vehículo no tenga la pintura dañada y la chapa no tenga pliegues, arrugas o estiramientos, para lo que se necesitan otros procedimientos de reparación. Se trata de una situación que se da frecuentemente tras grandes tormentas de granizo, aunque no son las únicas. Pero, ¿por qué los talleres han incorporado esta técnica entre sus servicios? Porque reduce considerablemente los tiempos de reparación del vehículo, ya que en muchos casos no es necesario el desmontaje de elementos y tampoco se requiere de materiales de pintura, salvo los del pulido. Para el cliente, la ventaja principal no es otra que el precio. A menor tiempo de reparación, menor coste de mano de obra, a lo que se suma que no es necesario el repintado.

Pero no siempre es posible utilizar esta técnica. Es necesario que la pintura esté en buen estado o, al menos, pueda sanearse con un pulido. En casos de daños graves con estiramiento agudo no es posible su aplicación, ni tampoco para daños de difícil acceso. En todo caso, se trata de una técnica que ha de hacerse por los profesionales del taller de chapa y pintura en Ventas (Madrid), dado que, en ocasiones, puede ejercerse más presión de la requerida y marcar la abolladura hacia afuera, fallo que se soluciona con un martillo sintético.


haz clic para copiar mailmail copiado